brillante por donde lo veas